Superchunk

Foto: Lissa Gotwals

Bio:

Hate so graceless and so cavalier
We don’t just disappear
Shifting shapes you’re just an auctioneer
But we’re still here

La importancia de los acontecimientos actuales después de las desmoralizantes elecciones de Estados Unidos de 2016 dieron a Mac, Laura, Jim y Jon de Superchunk el impulso para hacer algo nuevo más pronto que tarde. «Sería extraño estar en una banda, al menos nuestra banda, y hacer un disco que ignorara por completo las circunstancias circundantes en las que vivimos y en las que nuestros hijos van a crecer». What a Time to Be Alive, el primer álbum de Superchunk en más de cuatro años, es un registro, dice Mac, «sobre una situación bastante grave y deprimente, pero esperamos que no sea un disco deprimente».

De hecho, al igual que gran parte de la música de Superchunk en las casi tres décadas de la banda juntas, las canciones de What a Time to Be Alive se enfrentan a la rabia y la ansiedad con la catarsis y la euforia del punk y la vulnerable energía del pop. Al igual que I Hate Music, publicado en 2013, que se centró en la muerte, la pérdida y el papel de la música en una vida que envejece, What a Time to Be Alive lleva el espíritu a la vanguardia del dolor; es tan desafiante como desesperado, como una llamada a las armas.

Escrito casi en su totalidad entre noviembre de 2016 y febrero de 2017, Beau Sorenson, quien también trabajó en I Hate Music, ha sido el encargado de grabar y mezclar What a Time to Be Alive. El registro también cuenta con más vocalistas de respaldo que cualquier otro álbum anterior de Superchunk, como Sabrina Ellis (A Giant Dog, Sweet Spirit), Katie Crutchfield (Waxahatchee), Stephin Merritt (The Magnetic Fields), Skylar Gudasz y David Bazan.

What A Time To Be Alive | MERGE Records | Fecha de publicación: 16 Febrero 2018